Las Nuevas Variedades del (¿Anti?) Presidencialismo

10 02 2009

La única predicción acertada que he hecho en mi vida apareció en la revista Eme Equis una semana antes de las elecciones del 2006, en que predije “el empate aparente” y escribí acerca del sistema co-presidencial. Actualizo hoy —para nuestros exclusivos lectores— la nueva gama de presidentes simultáneos que han aparecido debido al paso del presidencialismo al anti-presidencialismo, que no es su contrario, sino su consecuencia lógica, ya que al abuso y vacío de poder son sistemas siameses.

Va aquí pues la nueva fauna mandataria.

El Presidente Espurio: lo inventó López O. o E. E. Gordillo. Refiérese al Presidente que ganó por un fraude que ni sus operadores saben si ocurrió.

El Presidente Legítimo: o sea el Presidente Autonombrado, quien dice haber vencido al Presidente Electo. El Legítimo, empero, viola la Constitución y los principios mismos de la Revolución, al otorgarse el derecho a ser presidente una segunda vez. Lo inventó López Obrador, quizá un día el Presidente Reeleccionista.

El Presidente Innombrable: C. Salinas, alias del neo-eliascallismo, además de posible Presidente Indefinido, vía dinero, PRI, PAN y telepatía, perdón, tele-apatía. Llámasele Presidente Innombrable no sólo por temido sino porque el mismo Presidente Indefinido perpetuó el mito de que el desastre del 94 no tuvo nombre. El Innombrable o Anónimo, pues, es una idea que Carlos Salinas puso en la mente de López Obrador, que si un día frustra sus esperanzas de ser el Presidente Reeleccionista, lanzará una campaña patria para persuadirnos de que él fue el Presidente Innombrable y Carlos Salinas, el Innombrable Espurio.

El Ex Presidente Incómodo: a.k.a. Vicente Fox, que —según autogol grabado— nunca ejerció la presidencia —para seguir en campaña y dejarla encargada— y al terminar su sexenio quiere por fin comenzar a ser el presidente que nunca fue; de paso destruyendo la anterior y bonita figura del Ex P. Calladito.

El Presidente Narcisista-Histriónico: descrito por el Vaticano en su diagnóstico, en qué otorgó el divorcio a la primera esposa de Fox, que según tales teo-psiquiatras es narciso-payaso y cree que sólo existe él, aunque el pobre payaso no sepa exactamente quién es él.

El Presidente Entoloachado: inventado por la Primera Dama, Martha Fox, que para mantenerlo apendejado le dio toloache y los efectos son visibles desde hace años.

El Presidente Múltiple: aquel que como Fox, Salinas y López, sufren de múltiples personalidades presidenciales.

El Presidente Adoptivo: o sea Obama, que por ser tan buen mozo todos quieren ilusionarse que él es nuestro gobernante.

Y, por último, el Presidente Secreto: aquel que en ausencia del Presidente, se encarga del país. En el sexenio de Fox no sabemos quién fue y en este sexenio sólo sabemos que no es Calderón.

En el futuro, pues, habrá elecciones cada 6 años, pero no para elegir al Siguiente Presidente sino para adivinar quién fue el Presidente Secreto durante el sexenio que está terminando.

El colmo de los fraudes mexicanos es que no faltará quién le pida ayuda a Salinas, La Maestra o Tele Toloache para que —aunque realmente no haya sido el Presidente Secreto— le haga triunfar en las Adivinanzas Electorales.
Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: