Al costo…

9 02 2009

Ya que se trata de “Ideas para un país en ruinas” pues hay algunas valiosas (sin contar las de “Salvese quien pueda”).

Herman E. Daly, uno de los responsables de que en la actualidad los asesores de diputados y senadores incluyan “desarrollo sustentable” en los discursos de sus jefes  sin que en realidad tengan NPI de lo que eso implica; dedicó toda su vida profesional a bregar por implantar algo de racionalidad en el table dance de las cuentas alegres de los globalizadores

Este economista ambientalista nos entregó un excelente discurso cuando se retiró del Banco Mundial en 1994. del cual traduzco la primera parte de la receta. Vale la pena traerlo al frente ahora que estamos en plena tormenta de medidas contracíclicas, pocas de las cuales tienen -aunque sea un barniz- ingredientes de sustentabilidad. y la mayor parte sí contienen elementos que auto-sabotéan su viabilidad incluso en el corto plazo… o sea: dinero, capital humano y capital natural despilfarrados con tal de mantener a unos cuantos bancos en números negros (que dicho sea de paso, ahora si, es labor imposible).

Esto es solo para abrir apetito, conste:

Dejen de contar el consumo de capital natural como “ingreso”. El ingreso es por definición el máximo monto que una sociedad puede consumir este año y aún ser capaz la misma cantidad el año entrante. Así, la sustentabilidad es constituida como parte integral del concepto “ingreso”. Pero la capacidad productiva que debe de mantenerse intacta ha sido tradicionalmente categorizada exclusivamente en el rubro de capital invertido por el hombre, excluyendo el capital natural. Hemos contado habitualmente al capital natural como un bien gratuito. Esto pudo haber sido justificado en el vacío mundo del pasado, pero en este mundo repleto del presente es anti-económico. El error de contar el consumo de capital natural como “ingreso” es usual en en tres áreas:sistema de cuentas nacionales
evaluación de proyectos que agotan capital natural
contabilidad de balance comercial en comercio internacional.”

Sobra decir que si de golpe y porrazo adoptáramos esta receta para tabular nuestro PDB nos encontraríamos con la penosa necesidad de admitir que el país ha estado en plena recesión desde hace por lo menos 30 años y como corolario tendríamos que concluir que por este caminito decir “ruinas” adquirirá el mismo significado que tuvo para Estalingrado en la segunda guerra mundial; lugar en donde hasta las cucarachas temían por su supervivencia.

Pero la dejo al costo… una idea y los vínculos de quien la propuso… para regresar a la realidad e incluso intentar a comenzar la reconstrucción al día de hoy es optativa, más adelante en estos años será imposible hacer las cosas de otra manera.

Viene al caso porque allá en el otro blog sigo actualizando las gráficas de PEMEX

Y la última está interesante.

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: