La Coca-Cola es agua puerca

26 01 2009

Desde el miércoles 21 de enero, La Jornada -el Ocosingo Times, como se le ha llamado- y Grijalbo, pusieron a la venta los que consideran los 12 mejores libros de Eduardo del Río, mejor conocido como Rius. La primer entrega: La Trukulenta Historia del Kapitalismo, editado por primera vez en 1976 y que, se explica en la contraportada, “es uno de sus mayores éxitos”. Como Rius explica, “el 50% de este libro fue tomado por cesión de los editores, del libro “Historie Boken”, de Annika Elmquist, Pal Rydberg, Gittan Jönson y Ann Marie Langemar, editado por Demos en 1971 en Suecia, Noruega y Dinamarca”.

Se trata, también, de uno de los clásicos manuales  didácticos del maestro de Zamora, Mich., en los que suele explicar de manera muy clara temas en ocasiones difíciles de comprender por un público no iniciado.

Y, en la página 72 nos encontramos con esta extraña joya:

A lo largo del libro se respira una atmósfera naturalmente anticapitalista, a veces rayando en un extremismo militante pro-socialista (hay que tomar en cuenta el tiempo que ha pasado desde que fue editado por primera vez). Desde luego que el capitalismo sí es todo lo malo que se narra en el libro, pero algunas sentencias en verdad que impresionan: “Si es usted capitalista, no necesita trabajar para vivir”, y por otro lado: “Si no es usted capitalista, tendrá que trabajar para vivir (y trabajar para el capital)”. Aún no decido si frases como estas me resultan cándidas o convenencieras.

Por un lado, resulta que el estalinismo fue, solamente, un bache en la vida del socialismo, mientras que al capitalismo se le  endilgan todos los adjetivos pues, a fin de cuentas, es el origen de todos los males de la humanidad. La globalización, por su parte, es solo un nombre más para llamar al imperialismo. Resulta muy interesante que, para explicar ciertos temas, se dediquen libros enteros en los que éstos se desmenuzan a profundidad y para otros, todo se reduzca a explicaciones tan simplonas.

Al final, el maestro se cura un poco en salud:

Este tipo de capitalismo, supongo, sí está bien. Este tipo de publicidad sí es válida. Estos productos sí deben promocionarse, venderse y comprarse. La presentación de esta promoción de La Jornada y Grijalbo -el libro y el cómic que lo acompaña vienen pegados en un cartón, de la misma manera que se promocionan otros productos/ofertas editoriales de colección- sí es correcta.

Varias generaciones crecimos leyendo a Rius. Muchos transitamos por una especie de socialismo-guerrillerismo-marxistoide durante nuestra infancia y adolescencia hasta que, de alguna manera, llegamos a enterarnos de que el mundo en blanco y negro de los caricaturistas de la izquierda mexicana era una trampa: que había más y mejores explicaciones para comprender la realidad. (La actualización al final del libro, hecha en 1998, incluye dibujos tomados de las historietas de El Fisgón quien sigue la brecha ideológica y discursiva de Rius, sin variaciones)

De regalo con esta promoción, se incluye un ejemplar con una historia del libro de Mis Supermachos y que, aparentemente, se completará en las 12 entregas semanales de los títulos de Rius. En esas historietas se puede disfrutar el gran sentido del humor de Rius. En ese ámbito y en la manera de contar historias, no se le puede reprochar nada. Una muestra:

Pero es indudable que su ideología es más maniquea que socialista. En la introducción a Mis Supermachos,  Rius se justifica así: “En mi descargo diré que debe tomarse en cuenta que tenía 30 años de edad, que militaba en el Partido Comunista, que nunca había hecho historieta, y que estaba estrenando mi paternidad responsable”.

Dos días antes de que en los puestos de revistas se pudiera encontrar esta promoción, hojeaba La Jornada en la redacción de Milenio. El día: 19 de enero. La portada del día:

“¿De plano?”, le pregunté a Juan Alberto Vázquez, mostrándole la portada del periódico. “En todo caso”, me contestó, “yo habría puesto eso en la contraportada”.

Buena idea, pero antes La Jornada tenía un compromiso más importante por cumplir en su contra:

Fa, fa fa…

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: