Replicante 21: México hacia el futuro

5 11 2009

Portada 21

En la nueva edición de la revista cultural Replicante —que cumple cinco años— se aborda el tema “México hacia el futuro” desde las diversas perspectivas de conocidos analistas y escritores. En el editorial del número 21 la directora, Roberta Garza, escribe que “aparte de emigrar es poco lo que se puede hacer en un país en ruinas, donde los mecanismos de crecimiento ciudadano han sido acotados por el oportunismo o la indiferencia. Poco más que tratar de que el pasmo no nos invada del todo para pensar, escribir y tratar de entender cómo fue que llegamos a esto y cómo es que vamos a salir”. Esta preocupación es la que anima al historiador Ariel Ruiz Mondragón a preguntarle a siete especialistas su parecer sobre cómo podría evolucionar este país en veinte o cincuenta años. Le responden José Antonio Aguilar Rivera, Roger Bartra, Juan José Doñán, Luis González de Alba, Macario Schettino, Eduardo Valle y Heriberto Yépez.

El dossier continúa con proyecciones futuristas —“Un abrupto atardecer apocalíptico”, “Implosión mexicana” o “Seis pre-ficciones sobre México en 2060”, por ejemplo— de periodistas y académicos como Ernesto Priego, Martín Mora y Juan Carlos Núñez, entre otros, y las antiutopías literarias de Óscar Aparicio Castillo, Armando González Torres, Rafael Toriz, Héctor Villarreal y Naief Yehya, entre varios más, que especulan no solamente con aspectos políticos, económicos y sociales, sino también con lo que podría acontecer en los ámbitos de la ciencia y la cultura.

Como ya es costumbre, Jorge Aviña, ilustrador de El Libro Vaquero, aporta su punto de vista en “El Cómic Intelectual”, esta vez con “La suave patria”.

En la sección de “Apuntes y Crónicas” el periodista italiano Alberto Spiller narra las tragicómicas peripecias que le sucedieron en su primera visita a la Selva Lacandona poco después de la insurrección neozapatista; Fernanda Melchor reconstruye la historia del Quemado, un delincuente linchado por la comunidad de Playa Vicente, Veracruz; Joaquín Peón Íñiguez cuenta la biografía de Marcola, el personaje de ficción más truculento del Brasil contemporáneo, y a veinte años de la caída del Muro de Berlín Alicia Caldera y Kelly A.K. dan cuenta de la ciudad reunificada y revitalizada por la música, la cultura y las bicicletas. Además, crónicas sobre Nueva York, el nuevo cine de terror francés y el proyecto artístico landings.

El cómic “Espantapájaros”, de las argentinas Muriel Frega y Carina Maguregui forma parte de la sección “Reseñas y Noticias”, en la que se abordan con crítico desparpajo las novedades literarias, musicales, cinematográficas y del mundo del teatro y de la danza.

En “El Folletón” se retoma la polémica sobre la censura a la reciente novela de Gabriel García Márquez y se indaga por primera vez en México en el mito de la relación entre John Fante y Charles Bukowski. Rubén Aguilar escribe sobre las “Siete características de la cultura política nacional” y Marco Gutiérrez Durán trae a la memoria la última obra de J.G. Ballard.

Contenido de esta edición:

Portada de Brenda Solís
Gráfica de Kelly A.K., Richard Avedon, Alicia Caldera, José Luis Cuevas, Eko, Gilberto Escayola, Alex Garrick, Jofras, Orlando López, Gonzalo Martínez, Yasser Musa, José Clemente Orozco, Soid Pastrana, Frederik Peteers, Diego Rivera, Rubén Sassano, Chema Skandal, Héctor Villarreal

RESEÑAS Y NOTICIAS
4 a 32 LIBROS Y AUTORES: Contra el libro de texto / Nota(n) roja, de Marco Lara Klahr y Francesc Barata / Para leer a Sartori, de José Ramón López Rubí Calderón (coord.) / Leyenda Morgan (cinco casos de sensacional policiaco), de Jaime Muñoz Vargas / El último lector, de David Toscana / Cena entre chacales, de Said Estrella / Una isla sin mar, de César Silva Márquez / Cuaderno de los sueños, Manuel Iris / Desmitificando a Bolaño: el publicista y el escritor / Gasolina, de Quim Monzó / ¡Cuba, Cuba!, de Ruben Cortés / Road Story, de Alberto Fuguet y Gonzalo Martínez / Memorias de un amante sarnoso, de Groucho Marx / David Foster Wallace: doble suicidio / El estudio adecuado de la humanidad, de Isaiah Berlin / Los bárbaros, de Alessandro Baricco / En la carretera, de Jack Kerouac / La pantalla global, de Gilles Lipovetsky y Jean Serroy / The Monster Show: A Cultural History of Horror, de David J. Skal / Buzón Hache: novedades en inglés, por Heriberto Yépez CINE La vida loca de Christian Poveda / La suerte de la fea: Megan Fox / Synecdoche, New York, de Charlie Kaufmann / Ghost in the Shell, de Mamoru Oshii TEATRO Luis de Tavira: ser visto como un dios LITERATURA GRÁFICA Las novedades, por Blumpi CÓMIC “Los espantapájaros”, de Carina Maguregui y Muriel Frega MÚSICA Behind every Mask, de Sleeper / Farm, de Dinosaur Jr. / 11:11, de Rodrigo y Gabriela / Prosa Sonora, de Javier Fernández DANZA El fin: Ballet Teatro del Espacio

APUNTES Y CRÓNICAS
34 El día que se hizo tarde para todos Vanesa Robles
35 Saliva en el cielo. Crónica argentina de la gripe A Mario Sandoval
36 Un hombre rubio y barbado en la Selva Lacandona Alberto Spiller
39 Escritores Juan Carlos Gallegos
40 Tiras cómicas Gilberto Escayola
41 El documento Marcola Joaquín Peón Íñiguez
44 El corrido del quemado Fernanda Melchor
46 Berlín, la capital reunificada a través de los clubes Alicia Caldera
47 Berlin calling Kelly A.K.
49 Réquiem por Nueva York Alexis Romay
51 El show del horror de Ricky (Gervais) Eduardo Huchín Sosa
54 ¿Nouvelle horreur vague? El nuevo cine de terror francés Rodolfo JM
55 La salud de los cerdos Camila Krauss
56 El antídoto landings Marisol Rodríguez

PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN
58 El comic intelectual, “Suave patria” Jorge Aviña y Héctor Villarreal
60 Pensar e imaginar. México hacia el futuro Entrevistas de Ariel Mondragón a José Antonio Aguilar Rivera, Roger Bartra, Juan José Doñán, Luis González de Alba, Macario Schettino, Eduardo Valle y Heriberto Yépez
64 Un abrupto atardecer apocalíptico Manuel Guillén
66 Paso a pasito Ernesto Priego
68 Implosión mexicana Martín Mora
70 Directo hacia el fracaso Eugenio Arriaga
72 Seis pre-ficciones sobre México en 2060 Juan Carlos Núñez Bustillos
74 Noticias del futuro. Otro México fue posible Héctor Villarreal
78 Noticias del futuro. Reporte internacional Óscar Aparicio Castillo
82 México: los años tempestuosos Naief Yehya
86 El arte del cambio inadvertido Nayar Rivera
88 Necrológica mexicana Rafael Toriz
90 Las letras mexicanas en el 2040 Salvador García
91 Año 2050. No más laureles para Virgilio Armando González Torres
92 Un futuro de caricatura Hugo Hernández Valdivia
94 La ciencia en México en el siglo XIX Claudina Domingo
95 Obra negra Alberto Allende-Montesinos
96 La revolución de Balderas Jesús Manuel Lomelí
97 Videopredicadores. Intelevisos o telectuales Héctor Villarreal

EL FOLLETÓN
102 Siete características de la cultura política nacional Rubén Aguilar Valenzuela
103 Los niños bien, de Fernando Nachón, en el contexto de la literatura posmodernista Ilia Alvarado Sizzo
108 J.G. Ballard. Milagros de vida o el lenguaje de la disección de los vestigios Marco Gutiérrez Durán
111 Futuro del novelista mexicano consagrado en el exterior Adrián Curiel Rivera
113 La increíble y triste historia del guión desconocido y sus censores desalmados Guadalupe Beatriz Aldaco
114 El mito de Bukowski y Fante Daniel Herrera

Además, otros contenidos que no se incluyen en la edición impresa en http://www.revistareplicante.com

Replicante también tiene un blog: http://www.revistareplicante.wordpress, en el cual los colaboradores abundan sobre noticias y textos de actualidad.

La edición impresa se vende en las tiendas Sanborns, las librerías Gandhi, Fondo de Cultura Económica, Educal Libros y Arte y otros puntos de venta en todo el país. En Tijuana: Librería Sor Juana (www.tijuanalibros.com) y Librerías El Día. En Guadalajara: puesto de periódicos de Av. Américas y Morelos; Librería México y Cafetería El Sorbo (Plaza del Sol); Magazine Depot (Plaza Arboledas); Librería Ítaca (Marsella y López Cotilla).

Contacto: editorial@revistareplicante.com
Números anteriores: lectorio3@gmail.com





Peter Bagge, la FOX y Replicante

9 10 2009

Copio directamente la información de Comic Book Resources. Resulta que Mr. Peter Bagge, quien generosamente aceptó colaborar con una ilustración para nuestro número de cómics, grabará un piloto de la familia Bradley para la cadena FOX. No podemos sentirnos más orgullosos de haber contado en nuestras páginas con material de un artista que sigue siendo relevante e influyente, y esperamos que el piloto se materialice en una serie. Nosotros sí la veríamos.

Pueden leer acá una reseña de esta recopilación de The Bradleys:

Los disfuncionales Bradleys

Los disfuncionales Bradley

Could Buddy Bradley be the next Bart Simpson? That’s the tantalizing possibility presented by Fantagraphics’ Eric Reynolds today, as he revealed that writer/artist Peter Bagge has signed a deal with the FOX network to produce a pilot for a potential prime-time animated series based on the Bradleys, the less-than-functional family at the heart of Bagge’s series Neat Stuff and Hate. The show would reportedly focus on Buddy’s teen years at home.

This caps off a rather high-profile few months for Bagge (ahem, Professor Bagge) , a period that has seen the release of his political-strip collection Everybody Is Stupid Except for Me from Fantagraphics and his long-suppressed Incorrigible Hulk story in Marvel’s Strange Tales anthology. No word yet on whether he plans to have Mrs. Bradley pose for Playboy.





Cómic en España: dos viñetas

16 08 2009
Homenaje a las víctimas de O Portiño

Homenaje a las víctimas de O Portiño, de Xosé Tomás

Por problemas de edición quedaron fuera las dos viñetas que quería acompañaran mi artículo “El cómic en España” de Replicante 20.

La primera es de Xosé Tomás y es una página de su álbum “Homenaje a las víctimas de O Portiño”, un ejemplo de la forma en que el tebeo puede contribuír a fijar la historia -está basado en hechos reales- y servir como herramienta didáctica en las escuelas -este cómic de encargo sirve para elaborar unidades didácticas destinadas a colegios en Galicia, en la materia de Historia y en concreto sobre el período de la Guerra Civil Española en Galicia-.

La que sigue es una “Chica Runtime”, de Juanjo Escofet, un valor en alza en el mundillo del cómic en Cataluña y en España. Sus influencias manga son evidentes y su febril actividad en la página de webcómic que actualiza casi a diario es un buen indicativo de su vocación.

Runtime Replicante

El salón del cómic "Viñetas desde el Atlántico" fue el pionero en Galicia

Viñetas desde el Atlántico es el salón del cómic pionero en Galicia. Se celebró este mes de agosto. Si pinchan a Spiderman verán su blog (en galego, pero se entiende todo... fíjense en los invitados).





Erotómanos sin fronteras: cuestionarios sin complejos y completos

13 08 2009

(Proviene del artículo en papel de Replicante 20, aquí)

Mural inspirado en pinturas asiáticas en un local de comida hindú en Ibiza, España

Mural inspirado en pinturas asiáticas en un local de comida hindú en Ibiza, España

1.- Erotómanos: según el diccionario es una especie de locura, pero en la vida literaria estamos hablando en otros términos. ¿Qué  es para vosotros la erotomanía?

S.M. (Susana Moo) Si la erotomanía es una enajenación mental caracterizada por un delirio erótico, soy erotómana porque el amor  sensual me fascina y me gusta pensar que como animales complejos nuestro objetivo de felicidad es conseguir más y más placer en  la función reproductiva, sublimando el acto con palabras, imágenes y fantasías.

J.R. (Jorge Rueda) Un sujeto así es un admirador del erotismo y sobre todo del arte erótico, no sólo es que sea un tipo caliente -que pueda o no tener el impulso sensual a flor de piel- sino alguien que dé en explorar el arte que han producido otros espíritus cachondos. En mi caso, a mi lo que me gusta es leer, conocer el –y de el- arte erótico; hago de ese gusto una afición y como  diletante me adentro en conocer esas manifestaciones y sobretodo su historia. He hecho, -un poco asistemáticamente- un recorrido por esa Historia del arte y de la literatura universal.  La erotomanía sería como la cinefilia o cinemanía, ¿no?; no es que hagas cine o que te dediques a eso, es que te gusta lo que se da en el cine y haces de eso una afición. El arte erótico, presenta además, todas  las vertientes de las Bellas Artes y de las artes populares, hay espacio para regodearse.

2.- Una erotómana no nace, por supuesto, ni un erotómano surge de un día para otro: ¿cómo cultivasteis vuestro interés por la  literatura erótica?

J.R. Con algún esfuerzo al principio, he de decirte; en México durante los ochentas y hasta hace poco era difícil hacerse de libros eróticos. Hubo a fines de los setenta ediciones de Premià, muy atinadas: publicaron a Louÿs, a Apollinaire, a Bataille, a Musset. Juan Pablos editaba a Sade, y por ahí en kioskos o librerías de viejo podías hacerte de cosas. Rebuscando en los anaqueles del fondo de las librerías, en las librerías de viejo, en los botaderos. Luego comenzaron a llegar las ediciones de La sonrisa vertical, y bueno, también me llegó el tiempo de trabajar y tener dinero que invertir en libros y pude buscar con más empeño. Y poco a poco fueron llegando mejores ediciones, Gandhi -la librería-, comenzó a traer mejores y más arriesgadas cosas. Y yo he sofisticado mi búsqueda a partir de prólogos, introducciones y títulos de catálogos y libros que estudian partes del tema, v.gr.  El erotómano de Gibson, La vida sexual de los chinos de von Gulik, las antologías y los libros sobre los museos eróticos de Jünger-Döpp. Y así sabiendo qué se busca se pone más fácil desde el rebusque hasta el gugleo en Internet.

S.M. Yo empecé leyendo para animar mi lecho, y la literatura erótica lo animó tanto que ya no la he soltado.

Mujer desnuda. Estatua del Museo Nacional de Antropología de México D.F.

Mujer desnuda. Estatua del Museo Nacional de Antropología de México D.F.

3.- ¿Interfiere de alguna manera en vuestra vida diaria esta afición?

S.M. Sí, sí, me afecta mucho. Es mi pasión íntima  y aunque es tan secreta que nadie sospecha, y por fuera no se nota, dentro de mi cabeza ideo y fantaseo y me hace muy feliz, aunque mis quehaceres sean tan aburridos como hacer cola en la carnicería.
J.R. No, realmente no. Aunque me gustaría que alguien me pagara por lo que estudio y que sí interfiriera (risas).
Y es que, en general nunca hablo de mi afición ni de mis investigaciones con gente que recién conozca o que conozca por mi trabajo (soy publicista). En México el tema es tabú, y las personas no están muy dispuestas a que volverlo tema de sobremesa. Así que lo evito.

4.- Una célebre frase de Woody Allen sentencia que el “cerebro es mi segundo órgano sexual favorito”. ¿La sexualidad, lo erótico, está en la mente sobre todo?

J.R. Sí, definitivamente. Lo que puede haber en el cerebro seduce y provoca placeres indecibles, porque aspectos  de sexualidad  podemos observar hasta en los animales, pero erotismo como tal, como expresión de cultura  sólo en nosotros y es privilegio de la mente darle expresión a lo que siente el cuerpo.

S.M. El cerebro es el jefe, clítoris o pene obedecen, casi siempre. Claro que a veces el cuerpo se independiza y se va a una efervescencia erótica sin motivo psíquico aparente, lo cual es también estupendo.

La filia hacia los pies convierte a sus practicantes en podófilos

La filia hacia los pies convierte a sus practicantes en podófilos

5.- Ambos tenéis ya publicadas narraciones en papel: ¿qué diferencia hay entre escribir para vuestro blog y hacerlo para un libro?

S.M. El blog me da mucha vidilla. Comparto mis inquietudes y me divierte mucho. Además es un sueño hecho realidad saber que hay tanta gente que entra diariamente a leerme. El libro es como más chic, una perlita. Es muy solitario escribir y con el blog se comparte cada día.

J.R. En mi caso comencé el blog primero por curiosidad, después para buscar un foro y dar a conocer mi trabajo con las letras y mi libro -del que ya tenía un manuscrito- y luego decidí hacerlo el lugar donde coloco mis notas sobre erotismo. Mi blog es una bitácora de lo que voy infiriendo de mis lecturas y hallazgos,  y casi está acotado a eso. Llevo ya seis años con el, aunque desde hace un tiempo mis posteos se han vuelto cada vez más escasos, he de aceptar.
El Manual de sensualidad lo escribí pensando en que permanezca, que se tenga como libro de almohada. Al escribirlo en primera persona pensé en que pudiera ser un espejo, donde tú mismo fueras recordando tus propias experiencias, en ese sentido es tuyo, has de poseerlo.  Quizá lo único honesto del título es que pretendo que sea un manual; algo que tengas a la mano o quizá sólo es que, como anal retentivo, tengo fijación por el objeto y la diferencia al escribir entre éste y el blog, deriva de que el libro es una pieza “terminada” y el blog se va escribiendo.

6.- Jorge, en su “Erotolalia” se centra sobre todo en analizar libros relacionados con el erotismo, sea escrito o en forma de arte; Susana también lo hace pero se decanta más por los relatos: ¿qué os mueve en vuestra escritura?

J.R. En mi caso es la gana querer compartir lo que descubro del erotismo y que me apasiona y que creo que debe difundirse y reconocerse; además es una antena que tengo levantada para emitir contenidos (porque prefiero subir información a la red que bajarla) y busco recibir información de gente afín, (almas gemelas que posean datos relevantes y cachonderias insospechadas ¡sob!).  Y es lo trinchera desde donde procuro decir lo que me parece deberían de ser las cosas. Puestos en plan romántico te diría que es mi modo de responder ante la estupidez del mundo.

S.M. A mí lo que me encanta es excitar con textos propios o con textos ajenos. Mi ilusión es calentar al personal desde las ideas y las palabras, dulcemente, sin tanta fiereza como lo hacen una polla o unas tetas brincando en la pantalla, dando rodeos para llegar, al fin, al mismo sitio.

Libro de Jorge Rueda

Libro de Jorge Rueda

7.- ¿Tenéis mucha respuesta de los que os leen? ¿Os cuentan intimidades, intentan relacionarse más allá de la pantalla de la computadora con vosotros?

S.M. Sí, alguna gente me cuenta cómo vive su sexualidad, sus excentricidades, casi todas divertidas. El otro día un caballero me envió unas fotos de su pene erecto penetrando melones franceses y sandías españolas, unas fotos bastante bonitas.

J.R. En mi caso, el que sea hombre y no escriba relatos me pone por debajo del interés por interactuar fuera de la pantalla, o el de los comentarios picantes y sugestivos, como en el caso de Susana.  Tú pon un blog erótico regular, firma como mujer y escribe relatoxxx y tendrás una audiencia creciente, y entre más interactúes más creciente..  A mí ni mis amigos me escriben ahí que me leen. Quizá es porque suelo subir información, y supongo que eso puede suscitar interés, pero no replica. Aunque a veces con algún tema, -alguna filia o cuestiones de género- quienes me leen si pican con el tema y escriben algo. Sí, sí me he relacionado con gente que he conocido a través del blog y ha sido muy gratificante, y también me han tratado de ligar pero no he tenido suerte.

8.- ¿Qué estáis leyendo ahora relacionado con el mundo del erotismo? ¿Qué otros temas literarios os interesan, sea por interés profesional o de otro tipo?

J.R. Releía Eso no, de Birmajer que es muy divertido, y estoy enzarzado en trazar una línea de tiempo con los mojones de la literatura erótica y me encontré una Antología de arte y literatura eróticos editada por Evergreen que es una joya –que todos deberíamos tener en casa- y estoy por hincarle el diente a una colección de relatos de la Nin que se llama Pajaritos. Ahora, de los “otros”, estoy leyendo El castillo de los destinos cruzados de Calvino,  tengo por leer Pieza única de Pavic, y los últimos libros que presté fueron los primeros ensayos de la colección Versus de la Tumbona, y el de Yépez contra la televisión tuvo éxito porque ya no regresó. Las historias noveladas me gustan: La condesa sangrienta, La Roma de los Borgia, El médico de Córdoba. A mí lo que me gusta leer es narrativa, -cuento sobre todo-. Y a quien prefiero releer es a Borges, disfruto mucho de su relectura.

S.M. Me gusta el género erótico que profundiza en la cosa sexual desde la fantasía o desde la confesión, y me encantan sobre todo los escritos hechos por mujeres porque me identifico. No ha sido sencillo para una mujer escribir sobre erotismo, y sin embargo hay una pequeña colección muy interesante: “Memorias de una cantante alemana”, los diarios de Anais Nin, “La vida sexual de Catherin M.”, los libros de Villefranche, Erika Jong, Benedicte Martin, Colette, Marguerite Duras, Almudena Grandes… También me interesa mucho el erotismo que aparece en libros no clasificados como eróticos y estoy impactada disfrutando de Jorge Amado: “Doña Flor y sus dos maridos”. Los tratados sexuales también me han interesado, especialmente los orientales, taoistas. Un libro de fantasía erótica que me ha sorprendido bastante en relación a la sensualidad oriental es “Loto Dorado, Hsi Men y sus amantes”. Y ahora estoy con “Pantaleón y las visitadoras” de Vargas Llosa con el que me troncho de risa.. También me interesa la poesía sensual: Rosalía de Castro es mi poetisa de cabecera, Lorca y Benedetti me emocionan siempre.

Nueva Democracia, detalle del mural de David Alfaro Siqueiros en el Museo del Palacio de Bellas Artes del D.F

Detalle del mural de David Alfaro Siqueiros en el Museo del Palacio de Bellas Artes del D.F

9.- Pornografía: ¿sois consumidores? ¿de qué tipo? ¿creéis que hay mucha hipocresía al respecto? ¿Hay porno para hombres y porno para mujeres, lo vemos de modo distinto?

J.R. Yo no le hago el fuchi al porno. No es mi género favorito y más bien rastreo cosas “raras” como el fisting y esas linduras aunque he de decirte que lo que me gusta son los temas de mujeres masturbándose o lesbianas, el resto del porno común y corriente lo veo cuándo me cae en las “manos”. Como pa´que te des una idea en mi colección el apartado del porno visual se agota con videos VHS y un par de DVD´s (uno de ellos es animación en 3-D de Private, muy viejita y malita), y lo último que conocí me lo descubrió mi amigo Ari y fue un sitio de videos que se llama Pornhub. Y el porno en papel couche pues ya lo pasé hace tiempo y no he visto nada nuevo, y más bien, si me decantara por algo impreso sería algo vintage. Y en cuenta aparte tengo mucha afición por los dibujos animados, el comic y cualquier pornomaterial del que no tenga ejemplo, hasta ahora tengo, revistas variopintas, audiocasettes, CD`s, calentarios, portavasos.  Respecto a la hipocresía: yo creo que sí, que no es común que las personas acepten el porno abiertamente. Por ejemplo, los hombres en privado nos recomendarnos los sitios WEB de más carne, pero en público difícilmente alguien aceptará su consumo. Y sí hay un porno para mujeres, creo que sí, ahí está Erika Lust intentándolo en Barcelona; y creo que tiene razón, su producción es menos explícita. Creo que a las mujeres le gusta lo que para los hombres es softporno. Cosas menos explícitas, más de ambientes. Y también me he fijado que recurren más a las narraciones calientes, algo que a los hombres, ante la andanada de mujeres virtuales ha sido desplazando. Pero en general yo noto que les gusta poco.

S.M. La pornografía a veces me entretiene pero no me emociona nunca, o casi nunca. En todo caso me chifla encontrar humor en lo pornográfico. Es estupendo cuando consiguen excitarte al tiempo que hacerte reír. He disfrutado muchísimo con la trilogía: “Los cuentos de Canterbury”, “El Decamerón” y “Las Mil y una noches” de Pasolini, aunque supongo que estas películas son clasificadas como eróticas. También me lo he pasado bien con alguna historia de Tinto Brass.

10.- Sexo: ¿qué os gusta y qué cosas nunca haríais?

S.M. A mí no me gusta dañar ni física ni moralmente, a mí me gusta dar gustito, claro que si ese gustito ha de venir de manos de un cilicio… pues venga. Pero mis preferencias son más pacíficas y amorosas, como por ejemplo dar calorcito a dos hermosas vergas a la par, una estaría en mi mano derecha, la otra en la izquierda, una grande, otra chiquita, una más oscura, la otra clara, dos vergas de distintas nacionalidades e incluso razas, un perfecto ejemplo de integración y aceptación de las diferencias.

J.R. A mí del sexo lo que me gusta es que sea frecuente. Creo que la geometría de una pareja no es infinita pero que la posibilidad combinatoria de estados de ánimo, actitudes y juegos si da para que la variedad sea interesante. Y respecto a qué no haría, creo:  que no le entraría al tema homosexual, no sé, me gustan mucho las mujeres, el cuerpo de los hombres aunque lo puedo admirar no  me parece excitante. Aunque sería capaz de ser el mirón de cualquier tipo de filia, exceptuando las delictuosas.

11.- Ahora que la imagen, sobre todo en movimiento, lo invade todo: ¿sentís que el erotismo escrito está en vías de extinción? ¿o creéis que hay un público para él?

J.R. En nuestras sociedades el erotismo nunca será un genero voyante. Los franceses tienen una mayor afición –sé incluso que hay librerías especializadas-, pero excepto esa peculiaridad, nuestras culturas no dan pa`que este género florezca. El espectáculo de la sexualidad ha sustituido al erotismo a través de pornowebs, vídeos, cibercámaras etcétera. Porque podríamos suponer en estas épocas de imágenes que habría campo propicio para las artes eróticas visuales y tampoco es el caso. Por un lado los “deseosos” están en la búsqueda de lo explícito, lo inmediato, la pura descarga, y los timoratos jamás van a aceptar un arte voluptuoso.  Ahora de que hay público, yo creo que sí. A todo mundo le despierta curiosidad un libro o una película que prometa excitación, el punto es que no siempre están a la mano, o se sabe dónde encontrarlo, o simplemente –por ser un género vergonzante- aunque se desea no se consume. Me resulta muy difícil imaginar a un pater familias, llevando a su casa un libro de La sonrisa vertical y dejándolo sobre la mesilla de noche, y casi menos que imposible escucharlo que recomiende o acepte su lectura, aún entre sus pares.

S.M. Yo creo que hay un público, yo formo parte de ese público, y Jorge, y otros muchos, no tantos como para la imagen, pero somos manada.

12.- Prostitución: ¿cómo os posicionáis?

S.M. Los trabajadores del sexo han de cotizar, pagar impuestos, tener su seguridad social y hacer la declaración de la renta, como cualquier hijo de vecino.

J.R. Mira, refiriéndome al comercio carnal y no al intelectual creo que  cada quien puede hacer de su capa un sayo. Es algo con lo que el ser humano ha convivido, desde la prostitución sagrada en Egipto, las putas que marchaban con los Cruzados hasta los call-centers. Dicen que “es el sexo con amor de los casados”.  A mí lo que me parece detestable son las condiciones en que la sociedad las “tolera”, las redes de corrupción que las atrapan y las condiciones sociales que las pueden llegar a orillar. En México no está penado, pero no pueden rentar una lugar para tener un establecimiento las confinan a la calle o al bisnes de un padrote por ejemplo, es decir, se les tolera y se les explota. La llevan de perder. Ahora me parece que si el respetable cogiera mejor en casa, se recurriría menos a ese oficio, lo cuál pudiera ser una pena porque –seguramente- la prostitución también es cultura.

13.- Finalmente, aunque el sexo no se agota hasta que uno muere –y si deja escritos, ni así- ¿creéis que el mundo sería mejor con una correcta educación sexual desde la escuela? ¿pensáis que aquel lema hippie ‘haz el amor y no la guerra’ bien aplicado mejoraría este planeta?

J.R. ¡¡Agüelita, soy tu nieto!! (esto es como decir ¡a huevo!, a fuerza, SÍ) Claro y no sólo por su  beneficios fisiológicos –bastante comprobados-, sino porque apropiarse de la sexualidad de cada uno es parte del reconocimiento de lo que se es, y lo que se desea. Pero yo iría más lejos, es una correcta educación sensual lo que habría que buscar, una que destaque no sólo la sexualidad como hecho cultural y biológico, sino la parte de las sensaciones y las emociones que se le emparejan y la parte erótica que ilustra los caminos culturales que ha recorrido la especie manifestando sus temores y deseos respecto a esas pulsiones, -¡qué uno no es el primero ni el último!-.  Yo diría que la apropiación y la construcción de cada uno de su propia sensualidad, a partir del conocimiento del arte erótico –por ejemplo- ayuda a reconocer otras sensaciones y otros modos de entrarle al tema y en ese sentido da puntos de referencia, semejanzas, diferencias. Elementos que te pueden ayudar a entenderlo mejor y a construir tu propia expresión y eso nos llevaría a
ser mejores personas, y si tuviéramos los huevos para construirnos como mejores individuos seguramente podríamos darnos mejores sociedades.

S.M. Creo más en la educación afectiva y ésa compete mayormente a las familias. En los colegios, si se imparten, las enseñanzas sobre sexualidad se limitan a clases de biología y profilaxis, la imagen que se trasmite del sexo es como si se tratase de una enfermedad de la que uno se debe prevenir. El mono sapiens se ha convertido en un animal muy lascivo y nuestra energía sexual es poderosísima: tenemos que aprender a aprovecharla para hacer el amor y no la guerra.

Blog de Susana Moo: http://erotomana.com
Blog de Jorge Rueda: http://jorgerueda.blogspot.com





Teoría y práctica del cómic en Replicante

9 08 2009

20 Replicover baja

Hoy, domingo 9 de agosto, Betty Boop cumple 79 años…

En la nueva edición de la revista cultural Replicante —agosto a octubre— se explora el cómic como medio de expresión, forma de arte y literatura gráfica. Diversos autores abordan una de las formas de consumo cultural más populares y polifacéticas: el cómic, disciplina desde la cual puede hablarse de ella misma, como lo demuestra Patricio Betteo en un collage de imágenes que son ensayo y muestra de sus posibilidades narrativas y discursivas.

La sección “Pensamiento y reflexión” ofrece un panorama general del cómic actual, de sus géneros e idiosincrasias, con autores de Uruguay, Estados Unidos, España, Japón, Argentina y Francia, y con textos e historietas de diferentes puntos de México: Guadalajara, Yucatán, el Distrito Federal. En cuanto a las formas, hay cartones y novela gráfica, comix e ilustración: un abanico de posibilidades estéticas y gráficas.

La variedad de aspectos sobre el cómic tratados en este número también es amplia. Mientras que Bef y Matt Madden apuestan por los subgéneros, el humor está representado por cuatro de los más singulares autores mexicanos, alejados del lugar común regional: los contemporáneos Jis y Trino y los viejos maestros Carlos Dzib y Abel Quezada, ya desaparecidos. Por su parte, Eko y Clément/Bachan optan por el erotismo en muy particulares acercamientos, en tanto que el uruguayo Fabián Rodríguez utiliza la simplicidad de una manera diferente a la del estadounidense Keith Knight: aquél enclavado en el cartoon absurdista, éste, en la crónica sencilla y directa.

Mexicanos también, Osko y Ostos Sabugal participan con trabajos de alta densidad gráfica y narrativa. Por su parte, el ilustrador japonés Gez Fry y el mexicano Martín López, autor de bizarras versiones de Los Simpson, son entrevistados a fondo. Argentino avecindado en México, Jorge Alderete “retrata” al padrino del punk gráfico: Gary Panter.

También se consigna en esta edición la elegancia del francés Tardi y el porno soft de los cómics Sensacionales en México, pasando por el sello alternativo de Peter Bagge y el feminismo de Jean-Marc Reiser, la tradición renovadora del punk gráfico en Elvis Road y una crítica a los cartonistas mexicanos en “El cómic intelectual” de Jorge Aviña —ilustrador de El Libro Vaquero—, así como artículos sobre el cómic en España, el cómic en el cine, la evolución del manga y el ánime, la historia de la censura de los cómics estadounidenses y más. Un banquete visual repleto de contenido para legos y especialistas por igual; un repaso de un universo tan amplio como inabarcable, coordinado por Jorge Flores-Oliver, a.k.a Blumpi, dibujante y monero él mismo, con la intención de aglutinar material de calidad, significativo y representativo de su momento histórico. Por si fuera poco, en http://www.revistareplicante.com se publican más cómics que no se incluyeron en la versión impresa.

Como siempre, en las secciones “Reseñas y noticias” y “Apuntes y crónicas” se da cuenta de las novedades en libros, cine, música, arte, teatro y fotografía, así como de lecturas sobre Galileo y Darwin, la web 2.0, la cartografía cultural de Sergio González Rodríguez, los chistes sobre mexicanos y las pinturas del Taka Fernández, entre muchos contenidos más.

Índice

Portada Jorge Flores-Oliver y Roger D.
Gráfica Diego Agrimbau, Ata, Arnaud Baumann, Óscar Bazaldúa, Frédéric Boillet, Pedro Luis de la Cueva, Stephen DeStefano, Mariano Enríquez, Juanjo Escofet, Gez Fry, El Garage, Dante Ginevra, Jeff Koons, El Listo, Martín López, Pablo López Luz, Annabel Mehran, Miguelanxo Prado, César Javier Reynada, Emma Ríos, Juan Manuel Rodríguez, Kiko da Silva, Aaron Siskind

Noticias y reseñas
LECTORES QUE ESCRIBEN | LIBROS Y AUTORES La fractura mexicana, de Roger Bartra – Todo nada, de Brenda Lozano – Jaikús maniacos, de Rubén Bonet – Los esclavos, de Alberto Chimal – 41 clósets, de Heriberto Yépez – Mientras menos hagas, de Feli Dávalos – ¿Quién merece vivir?, de Natan Stern Strauch y Cuauhtémoc Vite – La sabiduría sin promesa, de Christopher Domínguez Michael – Los elementos del estilo tipográfico, de Robert Bringhurst – Réquiem, de Lêdo Ivo – Eso no, de Marcelo Birmajer – El secreto de Joe Gould, de Joseph Mitchell – Evguénie Sokolov, de Serge Gainsbourg – TIEMPO FUERA Francisco Arvizu Hugues – BUZÓN HACHE Heriberto Yépez | MÚSICA Jacko ha muerto – Two Suns, de Bat for Lashes – El Dorado, de 17 Hippies – Re: Generations, homenaje a Nat King Cole – PROSA SONORA Javier Fernández Aceves – Marry Me y Actor, de St. Vincent – The Song Remains the Same, de Led Zeppelin – CINE Gomorra, de Matteo Garrone – Anvil! The Story of Anvil, de Sacha Gervasi | TEATRO Ivanov, de Anton Chejov – Cenizas escogidas, obras 1986-2009, de Rodrigo García – Edip en Colofón, de Flavio González Mello | ARTE Tania Bruguera y Teresa Margolles en la Bienal de Venecia | FOTOGRAFÍA El impacto de la modernidad, de Jesse Lerner | EL CÓMIC INTELECTUAL Jorge Aviña | ART TOONES Pablo Helguera

Apuntes y crónicas
Galileo y Darwin. 2009: dos lecturas científicas, Jesús A. Castañeda
La web 2.0. Encerrados en una pecera, Rafael Toriz
La cartografía cultural de Sergio González Rodríguez, Alejandro de la Garza
A propósito de Federico Vite, Brenda Ríos
Susana Moo y Jorge Rueda. Erotómanos sin fronteras, Pablo Santiago
También hay chistes sobre mexicanos, Enrique Olmos de Ita
Apuntes orales, Alonso Ruvalcaba
Del Valle del porno a la Fábrica de los sueños, Rodolfo JM
Pinturas de Taka Fernández. Los durmientes y las criaturas del futuro, Rubén Bonet
Miedo y asco en el Rectum, Carlos Velázquez
La sangre hierve a la misma temperatura que el agua, Eusebio Ruvalcaba

Pensamiento y reflexión
¿Qué son los cómics?, Patricio Betteo
Porno y grafía, Héctor Villarreal
Novela negra, Bef
El otro dibujante de Los Simpson, Miriam Canales
Mondo Geek, Blumpi
Según la autopsia, Dzib vive, Celia Pedrero
Paula, Clement y Bachan
Colectivo comiquero El Garage, Alejandra Ruiz Flores
Milagro, Ostos Sabugal
El cómic en España, Pablo Santiago
El espía, Matt Madden
Gary Panter, Jorge Alderete
Cine de historieta, Hugo Hernández Valdivia
La taquería del horror, Ozko
Boedo shinobi y sus criaturas, Mario Sandoval
Qué lindo que es Brad Pitt, Fabián Rodríguez
Crónicas marcianas, Trino
Gez Fry: fragmentos de cómic, Jesús Pacheco
It wore shorts!, Peter Bagge
The K Chronicles, Keith Knight
Mátalas callando, Jis
Malet, Tardi y el nacimiento de un héroe, Héctor Delgado
La virtud no merece placer, Eko
La historieta franco-europea en la gestión del feminismo, Vianett Medina
Horror, terror y censura, Andrés Bacigalupo
Lo nuestro y lo ajeno, Iván de la Torre
La evolución del ánime, Eve Gil y Murasaki Fujita
Elvis Road, de Helge Reumann y Xavier Robel, Mauricio Matamoros
Shephard Fairey, ¿situacionista?, Ask a Chola
El país problema, Abel Quezada

La edición impresa se vende en las tiendas Sanborns, las librerías Gandhi, Fondo de Cultura Económica, Educal Libros y Arte y otros puntos de venta en todo el país. En Tijuana: Librería Sor Juana (www.tijuanalibros.com) y Librerías El Día. En Guadalajara: puesto de periódicos de Av. Américas y Morelos; Librería México y Cafetería El Sorbo (Plaza del Sol); Magazine Depot (Plaza Arboledas); Librería Ítaca (Marsella y López Cotilla).

Contacto: editorial@revistareplicante.com
Números atrasados: lectorio3@gmail.com





Las subjetividades atrofiadas

17 07 2009

Guadalupe Beatriz Aldaco
(Miembro del consejo editorial de Replicante; texto publicado en el sitio http://www.dossier-politico.com)

La compasión es una emoción inestable. Necesita traducirse en acciones o se marchita. —Susan Sontag, Ante el dolor de los demás.

Solo una conciencia omnisciente —como la del narrador de la novela clásica, que conoce, sostiene y controla sin excepción todos los hilos de la trama, de las escenas, de los personajes— podría evaluar en su real significado las contradicciones humanas que el caso de la guardería ABC ha puesto en descubierto. Por más agudeza crítica de que podamos presumir, escasamente podemos medir la magnitud de las zonas oscuras que el acontecimiento ha develado.
Por lo menos en estos momentos tan próximos a la tragedia, es difícil precisar y comprender el sentido profundo de las paradojas, los absurdos y las ironías exhibidas desde un principio y que, en una verdadera cadena fatídica, siguen presentándose.
Uno de los absurdos mayores es el que deviene del alejamiento dramático, impactante, que se resiste a ser comprendido, entre dos escenarios: uno, el de los padres de los niños fallecidos, invadidos de dolor e impotencia por las pérdidas y por si fuera poco avasallados ahora por la indignación y las humillaciones de que siguen siendo objeto, y otro, el de la bajeza moral con que se han conducido políticos, funcionarios y empresarios directa e indirectamente involucrados en el asunto.
Nada que no hayamos presenciado día con día desde el 5 de junio. Pero hay que repetirlo, sin que el cansancio llegue nunca.
Acotemos dos escenas: la de unos padres de familia expulsando de su cuerpo y de su alma un llanto en el que se mezcla el sufrimiento, la impotencia, la desesperación, el coraje, el desencanto vital, la desesperanza, el infierno emocional, y la de funcionarios ferozmente preocupados por salvar su imagen, su posición, sus cotos, sus canonjías, para seguir mordiendo, insaciables, los beneficios personales que les otorga el poder.
Grotesco, escandaloso el contraste.
Inaudito, intolerable dolor por un lado; indiferencia y descomunal cinismo por el otro.
Si se busca una frase que enlace esas dos aristas tan distantes, resultará una de un significado tan deleznable como ésta: el dolor de los demás se ha convertido en mero objeto de discurso politiquero.
¿Qué ingrediente está presente en la subjetividad de los actores políticos que les impidió gestionar desde un principio el cuidado y la atención absoluta de todos los afectados por la tragedia, sin escatimar recursos? Absoluta en este caso quiere decir integral: ayuda médica, económica, laboral, social, psicológica, psiquiátrica, espiritual, ¡tanatológica!; quiere decir la contratación de equipos de profesionales en cada área para procurar que a las víctimas les sea menos insoportable la existencia.
Más allá o más acá de las leyes y de la tan lejana justicia, lo que aquí interesa es reflexionar sobre la reacción de los hombres de poder frente a las experiencias de sufrimiento de los ciudadanos (no es fácil atreverse a decir “de sus semejantes”, porque pareciera que no lo son para ellos), sobre todo porque son quienes disponen de los elementos materiales para solventar situaciones críticas y extremas.
Se trata, sí, de la dimensión humana del problema. No de declaraciones, ruedas de prensa, promesas de apoyo, visitas protocolarias a los enfermos para cumplir con el requisito mediático de la foto, olvidando lo esencial; no de sumas y restas para calcular cuánto dinero les tocaría a cada familia por indemnización o como cumplimiento de un decreto; no de palabras, pues, sino de acciones concretas resultado de una verdadera consternación por la tragedia, de una solidaridad con el dolor humano.
¿Dónde está el seguimiento, el expediente de vida de cada uno de los padres de familia y niños afectados, que nos impediría pensar que no son, todos ellos, un conglomerado anónimo, despersonalizado, vacío de humanidad, para los gobiernos?
¿Por qué hay niños afectados sin la correcta atención médica? ¿Por qué no se impidió que algunas madres fueran despedidas o afectadas en sus trabajos por haberse ausentado durante los días posteriores a la desgracia?
¿Por qué se ha permitido que a las terribles pérdidas y a las consecuencias fatales de la catástrofe se sumen privaciones, desatención, pobreza, es decir, mayor sufrimiento?
¿Por qué la compasión, si es que existe, no se ha traducido en acciones tangibles, contundentes y efectivas, como quería Sontag cuando hablaba del dolor de los demás?
¿Qué ingrediente está presente, pues, en la subjetividad de los políticos contemporáneos (de éstos, de los que hablamos) que les impide afrontar las desgracias de sus congéneres con verdadero interés y solidaridad?
La respuestas son múltiples; una de ellas tiene que ver (y esto exige otro artículo) con que son, sin resistencia alguna, fieles portadores de los valores predominantes que hacen que el modelo neoliberal funcione, siempre a favor de una minoría y en perjuicio de las grandes mayorías. Son calcas, prototipos de los individuos que el sistema actual requiere para que la injusticia social siga predominando.





Bienvenidos a la intemperie

17 07 2009

Juan José Doñán (texto leído en Radio Metrópoli, de Guadalajara)

En una cosa parecen estar de acuerdo los bandos panistas que, hasta ayer por la noche, seguían de la greña: a pesar de su mutua animadversión, todos ellos (neopanistas y militantes old fashion) consideran indispensable hacer un autoanálisis para encontrar las causas por las que el electorado, particularmente el de los zonas más pobladas de la entidad, los sancionó de forma tan severa en las urnas.
Pero lo malo con la anunciada autocrítica es que, en tanto no se traduzca en un hecho real, tan plausible propósito no pasará de ser un puro ejercicio retórico, declarativo, de dientes para afuera, buscada —y hasta rebuscadamente— exculpatorio.
La verdad es que los panistas de la comarca no necesitan devanarse los sesos para dar con las causas por las que se han granjeado la desconfianza —y aun la animadversión— del electorado jalisciense, hasta el extremo de que éste decidiera retirarles el mando en los municipios más cotizados de Jalisco, comenzando por los de la zona metropolitana de Guadalajara, aun cuando las pérdidas en el ámbito rural tampoco sean menores.
No es nada difícil averiguar por qué el PAN perdió en municipios que desde años ha venido gobernando. Fue vencido en Cañadas de Obregón, por ejemplo, porque muchos habitantes de esa demarcación alteña están muy inconformes, por no decir irritados, con el gobierno federal, el estatal y el municipal (todos de extracción panista), ya que esas autoridades han insistido en perjudicarlos con un proyecto reiteradamente repudiado por pobladores de la zona: la presa de El Zapotillo, con cuya construcción quedarían inundadas varias localidades alteñas, comenzando por Temacapulín, población que funcionarios panistas pretenden reubicar en otro sitio, contra la voluntad manifiesta de los vecinos. Y otro tanto se podría decir del municipio de Mexticacán, una parte del cual quedaría también bajo las aguas de la proyectada presa de El Zapotillo, la cual ha sido concebida, fundamentalmente, para abastecer de agua potable a la zona más poblada del Bajío: León, Guanajuato.
Los panistas perdieron también Tepatitlán, que desde 1992 han venido gobernando, porque, entre otras cosas, los productores ganaderos de la zona, particularmente los lecheros, están muy a disgusto con los gobiernos de Acción Nacional por el hecho de que éstos han desatendido sus reiteradas demandas y peticiones, tanto contra la apertura indiscriminada de mercados para la leche en polvo proveniente del extranjero como por las condiciones adversas y desventajosas en que ellos tienen que comercializar su producto. Esta circunstancia los ha llevado, en varias ocasiones, a protestar derramando miles y miles de litros de leche en la vía pública de Guadalajara y otros sitios.
Y si el municipio de Guadalajara, que el PAN ha venido gobernando de manera ininterrumpida desde 1995, las huestes blanquiazules lo perdieron con un margen de más de 15 por ciento —casi cuadruplicando la diferencia negativa que tuvieron contra el PRI en Zapopan y Tlaquepaque— se debe a un motivo que es por es por demás obvio: los votantes tapatíos no están nada contentos con la gestión del alcalde Alfonso Petersen. Y es que si la pasada elección se ve como un referéndum, entonces el primer edil tapatío y colaboradores aparecen como los funcionarios metropolitanos peor calificados en mucho tiempo.
¿Por qué? ¿Acaso por las molestias ocasionadas por la dilatada y errática remodelación de calles y banquetas del centro? ¿Por haber donado el parque Mirador Independencia a empresarios que han venido promoviendo, fallidamente hasta ahora, la apertura de una sede del Museo Guggenheim, pero no con su dinero, sino pretendiendo que el proyecto sea realice con el de los contribuyentes?
¿O es que en la estrepitosa derrota panista de Guadalajara tuvo algo que ver el degradado proyecto de la Villa Panamericana? ¿Y qué decir de la autorización municipal para el desarrollo inmobiliario en la zona de Chapultepec y la chocantona remodelación de esa avenida?
¿Y el hecho de haber cedido, en definitiva, ¡por 66 años!, la explanada del estadio Jalisco a los codiciosos dirigentes de la Universidad de Guadalajara para que éstos construyan ahí un complejo comercial que, entre otros daños, habrá de quitarle vista a ese entrañable inmueble deportivo?
¿Y la ocurrencia de regalarle a un consorcio español un terreno municipal, de decenas de miles de metros cuadrados, por el rumbo del Zoológico Guadalajara, dizque para detonar esa zona de la ciudad?
¿O habría que atribuir la contundente derrota del PAN en el municipio tapatío a todo lo anterior, incluyendo también el artificioso optimismo, las buenas dotes demagógicas y la natural logolalia (inclinación por el bla bla bla) del doctor Petersen?
Las derrotas del panismo en otros municipios altamente poblados, donde las huestes blanquiazules habían logrado hacer huesos viejos (Tlajomulco, Lagos de Moreno, Ciudad Guzmán, etcétera), así como en la mayoría de distritos electorales, tanto del ámbito local como del federal, se deben a que los ciudadanos de esos lugares se cansaron de gobiernos mediocres y, en algunos casos, hasta corruptos.
Un ejemplo particularmente deplorable es el de Tonalá. Ahí algunos panistas exhibieron la peor cara política al demostrar que son capaces de todo, incluso de recurrir al asesinato, para defender intereses malsanos. Con ello, esos panistas tonaltecas se ubicaron, regresivamente, en el México bronco anterior a 1929, año en que sea crea el partido precursor del PRI, con el propósito de cancelar precisamente la efusión de sangre como medio para alcanzar o mantener el poder.
En conclusión, y según la percepción de la ciudadanía de Jalisco, en menos de década y media el PAN pasó de ser una organización política digna de confianza, en la que se tenían grandes esperanzas, a ser vista como un partido de logreros, de funcionarios poco competentes, arrogantes, insensibles y hasta corruptibles.
Por eso en un solo día (“¡5 de julio no se olvida!” podría ser, en lo sucesivo, el lema doloroso del panismo jalisciense) las huestes blanquiazules perdieron cerca de 80 por ciento de la población municipal que hasta ahora han venido gobernando. Y si no enderezan el rumbo, sometiéndose a un proceso de verdadera autocrítica, con la revisión tanto de su conducta como de proyectos socialmente repudiados (el Macrobús y la presa de Arcediano, por ejemplo), de aquí a tres años podrían estar entregando también Casa Jalisco, con lo que vendría a hacerse añicos el sueño azul de muchos y muchas, a quienes más de algún espíritu guasón podría saludar con una frase como la de “¡Bienvenidos a la intemperie!”